¿Cómo puedo calmar a un interlocutor molesto? – Elementos de la Gestión de Proyectos

¿Cómo puedo calmar a un interlocutor molesto? Ese es otro post de nuestro invitado Carlos Brito, siguiendo la secuencia del anterior post sobre los 5 elementos de la gestión de proyectos dónde ha escrito sobre como manejar el disenso en el equipo de trabajo
Estaba esperando con mucha ansiedad por ver el segundo post de esta secuencia, y aquellos que no han visto el segundo post, pincha en el enlace y podrás leerlo.  Por tanto, sin más rodeos, os dejo con el Maestro Carlos Brito.

¿Cómo puedo calmar a un interlocutor molesto?

Continuando con temas sensibles en la gestión de proyectos, no podemos hacer a un lado que somos seres sociables, por tal motivo, la socialización no es un tema exclusivo de relaciones familiares o de amistades o algo ajeno al trabajo. Si consideramos que un gran porcentaje de los trabajadores pasan más tiempo en sus trabajos que con su familia, podemos deducir y asegurar que en el trabajo pasaremos por momentos o experiencias agradables y otras que no lo son tanto.

Si ahondamos un poco más en el término “molesto”, podemos encontrar las siguientes definiciones:

  1. Que hace perder la tranquilidad o el bienestar o hace que a alguien le resulte incómodo, difícil o más difícil realizar algo.

  2. Que se siente levemente ofendido.

Como calmar a un interlocutor molesto

 

Dentro de la Gestión de Proyectos

Ahora imagine las situaciones anteriores en personas que están relacionadas con su proyecto, y por supuesto, tenemos que interactuar con ellas para avanzar en el mismo. Sin embargo, podemos pensar en este punto que muchos de nosotros utilizamos la salida más práctica ante personas que están molestas, apartarnos de ellas y esperar que con el tiempo se le pase. Es evidente que esta manera de actuar produce en la inmediatez una aparente continuidad del proyecto, pero lleva irremediablemente a un distanciamiento de la persona, enfriando la relación, mermando la comunicación interpersonal y como mencionamos en el artículo anterior, un riesgo en la continuidad del proyecto.

Considero que en este punto hay una tensión que se debe vencer, tensión generada por dos fuerzas, por un lado la incómoda posición del interlocutor molesto y por la otra nuestra aprensión a equivocarnos y en vez de calmar a la persona molesta, exacerbarla aún más.

En este punto considero que no es el tema de ser valientes para enfrentar el momento, sino más bien al servir.

Déjenme explicar un poco más esta situación. Cuando nos encontramos con una persona que está verdaderamente molesta, bien sea por una causa desconocida o que hayamos sido nosotros los causantes, no es de valientes el enfrentar a la persona para que deje de estar molesta; con la valentía no lograremos identificar las causas, entender los sentimientos y menos ayudar. En tal situación tenemos que revestirnos de mansedumbre y lograr la empatía con el interlocutor molesto, con esto, en un tiempo corto y a pesar de que no sea demostrada por la persona, producirá en ella un enlace de afecto, que generalmente un tiempo después da paso al agradecimiento.

En este punto volvemos a retomar el concepto de “servir”. En el mismo instante que aceptamos que por mas posición que uno pueda tener o por mas importante que sea nuestro trabajo, nosotros estamos para servir, podremos acercarnos a la persona molesta con una disposición de servicio que construirá un puente entre nuestras intenciones y sus emociones. En el mismo instante que en nosotros aparezca una genuina preocupación por la situación que pueda estar afectando a la persona, estaremos sirviéndole. Actuando bajo este esquema, obtendremos respuestas tan afables del interlocutor que en muchos casos ni nos imaginamos.

Finalizando el segundo post

Quiero retomar la razón de estos documentos y recordar que en todo proyecto las relaciones interpersonales son “cosas del día a día” por lo cual hay dos puntos que debe considerar con prioridad el gestor de proyectos: La primera es desarrollar empatía y la segunda que el servicio debe ser esencial y constante hacia los integrantes del equipo.

En la próxima entrega trataremos un tema estratégico propio del gestor de proyectos: metas versus resultados inmediatos. Revisaremos que es mas importante inclinar la balanza hacia un lado que mantener un equilibrio.


¿Sabes cómo utilizar Trello?

herramientas de gestion de proyectos trello

¿Ya sabes cómo crear un perfil de empresa en LinkedIn?
Linkedin para empresas

 

 

 

 

 

Más Artículos de APDWeb